Mediante ORDEN FORAL 35/2020, de 17 de julio, de la Consejera de Salud, se suspende toda actividad en los locales denominados “bajeras de ocio”, “piperos” o similares.

Esta medida será revisable en función de la evolución de la situación epidemiológica del momento.

Orden Foral 35/2020