Historia Barañain

Panorámica

Barañáin ha tenido como nombre BARAYNIN, BARANIEN, BARANYAIN y ahora BARAÑAIN, todos significan “en el llano”. Desde la prehistoria hubo asentamientos humanos estables, según, lo atestiguan las piezas de silex halladas en su territorio.

En Barañáin a finales del siglo IV, se construyo una villa romana, dedicada a la explotación agraria, con carácter autosuficiente.

En la Edad Media las familias de Barañáin ocupaban el último escalón social como meros habitantes, o moradores, es decir, colonos carentes de casa y bienes propios, sin derecho a vecindad. La catedral de Pamplona y los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén poseyeron heredades en su término desde el siglo XII.

En 1244 el pueblo estaba constituido por el convento de las monjas de San Agustín. La iglesia de San Esteban situada en el antiguo núcleo de población data de del siglo XVI. De las 15 viviendas existentes en Barañáin en 1723, dos eran de la iglesia Parroquial de San Lorenzo de la ciudad de Pamplona, una de la Vicaría de esta parroquia, y las 12 restantes del colegio de la compañía de Jesús. En 1802 tenía una presa, con molino y batán, sobre el Arga, batán que pertenecía a la casa de Misericordia de Pamplona y estaba en 1850 paralizado. No tenía mas camino que el que conducía a Pamplona.

Tradicionalmente la economía se basó en la agricultura (trigo, cebada, maíz, lentejas, garbanzos, arvejas, habas y pastos para el ganado) y la ganadería (ganado lanar, cabras de leche, vacuno y mular necesario para las labores del campo), completadas con algunas actividades industriales o artesanales (hilatura y telares), la caza (codornices) y la pesca (barbos y anguilas), que tuvieron como principal centro consumidor el mercado de Pamplona. En el catastro de 1837 figuran varias familias con el oficio de “pescador con garramuch”. La pesca en el Arga, aguas abajo de Pamplona vino practicándose hasta mediados de nuestro siglo.

Barañáin ha formado históricamente parte de la Cendea de Cizur. La Cendea de Cizur es una de las cinco de la Cuenca de Pamplona. En la Edad Media contaba con 18 núcleos de población; Acella, Astrain, Barañáin, Cizur Mayor, Cizur Menor, Echavacoiz, Eriete, Eulza, Gazólaz, Guendulain, Larraya, Muru-Astrain, Nuin, Oyerza, Paternain, Sagüés, Undiano y Zariquiegui. Cendea se refiere como pequeños núcleos de población insuficiente para formar por sí solos Ayuntamiento, pero que por su situación se unen entre sí para defensa de intereses comunes.

El término de Barañáin fue más extenso que el actual en el pasado, prolongándose hacia la zona de San Juan de la Cadena, incluyendo los terrenos en los que actualmente está emplazado el Hospital de Navarra, conocido como Hospital de Barañáin en sus inicios, (1932).

A mitades de los años 60 se inició un rápido crecimiento urbano de Barañáin que transformó la pequeña localidad, no tenía mas de 100 habitantes, hasta convertirla dos décadas después en la tercera población de Navarra en número de habitantes.

Contrariamente a los usos de aquellos años, Barañáin fue uno de los primeros exponentes del urbanismo planificado y su Plan de Ordenación fue aprobado definitivamente por la Comisión Provincial de Arquitectura y Urbanismo el 18 de marzo de 1967. Las primeras 112 viviendas de esta expansión urbanística se entregaron el 12 de mayo de 1968, y correspondían al bloque situado en los números 4 y 6 de la Avenida Pamplona.

El 28 de diciembre de 1984 se proclamó su segregación y se constituyó como municipio independiente, abandonando la Cendea de Cizur, conforme al acuerdo del Consejo de Ministros aprobado mediante el Real Decreto 696/84 de 8 de febrero de 1984.